Red EDUCAR

Curia General de los Agustinos Recoletos

Viale dell'Astronomia, 27

00144 Roma (Italia)

Tel: (+39) 06 592 65 34

Fax: (+39) 06 592 08 87

 

Escríbenos:

 

Síguenos:

 

  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • YouTube Classic

© 2018 Red EDUCAR

Isabel Garcia Moreno
jul. 23

Ser ejemplo de San Agustín para los más adultos, siendo éste modelo de vida real y contemporáneo. No es una moda, es un estilo de vida. 😍

1 comentarios

E

Isabel Garcia Moreno
jul. 23

En estos días de descanso, me ha dado por pensar en la importancia de llevar a los más adultos la imagen más viva de San Agustín a través de conocimientos Formativos, prácticos y reales. En FP muchos de mis alumnos no han tenido la gran suerte de crecer bajo el carisma Agustiniano. Algunos desconocen a San Agustín. Sin embargo, no podemos ver esa circunstancia como un obstáculo, sino como una oportunidad de inquietud. San Agustín se caracterizaba por ese corazón inquieto en constante búsqueda de la verdad. Este desconocimiento no es una barrera a nuestra labor educativo-humana, es la oportunidad de enseñar desde el amor, la entrega y el servicio. En lo que queda de verano hasta que comience el nuevo curso, prometo rumiar esa idea que tanto gira en mi cabeza y especialmente en mi alma y corazón para llevar a mis alumnos más mayores lo que me enamora locamente de San Agustín.

En estos días de descanso, me ha dado por pensar en la importancia de llevar a los más adultos la imagen más viva de San Agustín a través de conocimientos Formativos, prácticos y reales. En FP muchos de mis alumnos no han tenido la gran suerte de crecer bajo el carisma Agustiniano. Algunos desconocen a San Agustín. Sin embargo, no podemos ver esa circunstancia como un obstáculo, sino como una oportunidad de inquietud. San Agustín se caracterizaba por ese corazón inquieto en constante búsqueda de la verdad. Este desconocimiento no es una barrera a nuestra labor educativo-humana, es la oportunidad de enseñar desde el amor, la entrega y el servicio. En lo que queda de verano hasta que comience el nuevo curso, prometo rumiar esa idea que tanto gira en mi cabeza y especialmente en mi alma y corazón para llevar a mis alumnos más mayores lo que me enamora locamente de San Agustín.