• EDUCAR

La crisis del coronavirus: una oportunidad para los centros educativos


Centros educativos de Europa y América compartieron buenas prácticas surgidas a partir del confinamiento en el webinar formativo organizado por EDUCAR.

Las circunstancias extraordinarias originadas por las medidas de prevención contra el coronavirus han obligado a los centros educativos agustinos recoletos a emprender nuevos procesos e iniciativas para seguir educando en valores. Si bien la nueva situación ha traído consigo algunos aspectos negativos, los colegios han tomado la coyuntura como una oportunidad para poner en marcha acciones pedagógicas y adaptar los centros al entorno virtual. Así lo explicaron docentes de Europa y América en webinar formativo #EDUCARenCASA organizado por la Red Educativa Internacional Agustino Recoleta EDUCAR este lunes 27 de abril.

El encuentro online, en el que participaron cerca de un centenar de personas, analizó los desafíos del contexto educativo actual, inmerso en la crisis del coronavirus. El panorama es muy similar en todo el mundo: los centros han seguido con su labor, aunque adaptándose a los medios online para hacerlo de forma telemática. Los docentes y los alumnos han continuado con sus clases desde la pantalla con vídeos y videoconferencias. En este contexto, en el que existen dificultades personales añadidas, han surgido iniciativas de educación online, acompañamiento y atención personalizada, ahora son más necesarias. En la sesión participaron, como ponentes, directivos y docentes del Centro San Agustín de Motril (España), Colegio Santo Tomás de Villanueva de Granada (España), Colegio San Agustín de Valladolid (España), Colegio Agustiniano de San Andrés (Argentina), Colegio Agustiniano Suba (Colombia), Colegio San Agustín de Panamá, Colegio Agustiniano de Guatemala, Colegio San Martín de Porres de Lima (Perú) y la UniAgustiniana de Bogotá.

En la primera de las intervenciones, el agustino recoleto José Manuel Cambero aportó una de los argumentos principales que siguieron todos los ponentes: mediante el teletrabajo también se puede acompañar a docentes, alumnos y familias. Aunque se vive un momento de incertidumbre y no hay conocimiento de la verdadera realidad a la que se enfrenta la sociedad, desde esta situación es posible realizar el trabajo de acompañamiento con la comunidad educativa, mediante la escucha, la calma y la esperanza.