Una campeona en el colegio: la historia de Naiara Sagasti


Naiara Sagasti es alumna del colegio agustino recoleto de Rosario (Argentina). Con 15 años, es campeona nacional de patinaje sobre ruedas y está representando a su país en los mundiales de Barcelona. Sus éxitos los vive desde el respeto, la humildad, la alegría y el compromiso.


Los patines están sustentados por cuatro finas ruedas, todas colocadas en línea. En el patín carrera, una de las modalidades del patinaje, los elementos técnicos de estos aparatos pueden ser determinantes para alcanzar la victoria. Los campeones suelen calzar patines de titanio, ligeros y que permiten mayor movilidad. Los patines de Naiara son los más sencillos del mercado. No tienen piezas especiales. No las ha necesitado para ser campeona de Argentina de patín carrera con apenas 15 años. La normalidad de sus patines demuestra su naturalidad en la victoria.


Naiara Sagasti es alumna del Colegio Nuestra Señora de Luján, de los Agustinos Recoletos, en Rosario (Argentina). En las aulas es una más, aunque sus profesores y compañeros se sienten orgullosos de tenerla entre ellos. “Es un honor”, afirma el director del centro, Luis Tesolat. Desde el pasado 4 de julio, la joven campeona representa a su país en los Mundiales de Patinaje 2019 (WRG, por sus siglas en inglés) en Barcelona (España). A miles de kilómetros de distancia, toda la comunidad educativa sigue con atención su desarrollo en la competición. “Me decían que se están emocionando más que yo”, dice Naiara.


Para su humilde familia, todo lo que está viviendo la atleta es un sueño. Naiara es campeona, aunque podríamos decir que lo es de manera precoz. Aún pertenece a la categoría prejuvenil, pero consiguió la medalla de oro y está compitiendo en los mundiales en la categoría juvenil. Su abuela Irma no puede ocultar su emoción. La constancia y el sacrificio de su nieta están dando resultado. “Su día a día consiste en ir a la escuela, después al gimnasio, hacer la tarea y acudir al entrenamiento”, explica. Y así todos los días, excepto los domingos, desde los ocho años.